En la Clínica Santa Isabel, creemos que el nacimiento es un evento natural y único. Por ello, nos comprometemos a brindar una atención de calidad y excelencia a las futuras mamás, cubriendo sus necesidades de salud y las de sus bebés.
Asimismo, fomentamos el parto natural, el contacto madre-hijo y la lactancia materna.

Parto Natural
La naturaleza siempre nos ha enseñado lo que es mejor para nuestro bienestar, por ello, en la Clínica Santa Isabel hemos acondicionado una sala de partos verticales, especialmente acondicionada para atender “el parto natural por excelencia”.
La postura vertical brinda mayor comodidad y reduce el dolor de la madre, permitiendo, al mismo tiempo, un nacimiento más seguro y menos traumático para el bebé.

Beneficios del Parto Vertical

  • Permite una mayor oxigenación en la madre y en el bebé; reduce el periodo de dilatación, minimiza el dolor y acorta el trabajo de parto.
  • Ayuda a producir una mayor distensión intrapélvica, reduciendo la posibilidad de desgarros para la madre y la distocia de hombros en el bebé.
  • Gracias a la fuerza de gravedad, el bebé realiza una presión sostenida, haciendo que se dirija hacia la abertura vulvar como única salida.
  • Otorga a la madre mayor control del parto, reduciendo significativamente el trauma obstétrico y posibles alteraciones en la frecuencia cardíaca del bebé.
  • Admite una participación más activa de la pareja durante la labor de parto.
 

Contacto Madre-Hijo y Lactancia Materna

En la Clínica Santa Isabel creemos en el vínculo madre – hijo (apego) por ello además de contar con el ambiente y todos los equipos necesarios para el monitoreo del bebe, fomentamos su estadía en la habitación el mayor tiempo posible (Alojamiento Conjunto), de esta manera se promueve el vínculo madre – hijo y se fomenta la lactancia materna. Esto contribuye al neurodesarrollo del recién nacido y brinda satisfacción a nuestras pacientes y sus familiares al estar cerca del bebé.

El interés de la clínica por fomentar la lactancia materna se basa en la importancia que este hábito tiene para el bebe, sobre todo durante los 6 primeros meses de vida, ya que la leche materna contiene todos los nutrientes que necesita el recién nacido. El calostro contiene anticuerpos y proteínas, protege de infecciones y problemas de la piel, contribuye al crecimiento y desarrollo del cerebro, contiene ácidos grasos, entre otros. Además de los beneficios que representa para la madre, como la reducción de la aparición de hemorragias en la etapa del puerperio, la contracción del útero más rápidamente, la disminución del riesgo de padecer cáncer de mama y ovario y la lactancia materna fortalece el vínculo afectivo madre-hijo.

Contamos con personal especializado que, además de brindar un servicio de calidad y un trato cálido, asistirá a la mamá durante el proceso de lactancia, asesorándola y enseñándole la técnica correcta. Además, la mamá recibirá información sobre los beneficios del contacto inmediato con el recién nacido piel a piel y la lactancia materna.

 

Mamá canguro

El contacto directo con la mamá o el papá contribuye a la mejora del estado del bebé. Cuando sea necesario, los padres contarán con el apoyo de nuestros especialistas para guiarlos y así conseguir la termoregulación o el aumento de peso, a través del vínculo temprano, prolongado y continuo con el recién nacido.