Nuestra Sala de Bebés está equipada con cómodas cunas y cuenta con agua filtrada para el baño de los bebés. Asimismo, se encuentra a cargo de enfermeras especializadas en neonatología, lo cual asegura una óptima atención de los recién nacidos durante su permanencia en nuestras instalaciones.

En la Clínica Santa Isabel creemos en el vínculo madre – hijo (apego); por ello, además de contar con el ambiente y todos los equipos necesarios para el monitoreo del bebé, fomentamos su estadía en la habitación el mayor tiempo posible (Alojamiento Conjunto), de esta manera se promueve el vínculo madre – hijo y se fomenta la lactancia materna. Esto contribuye al neurodesarrollo del recién nacido y brinda satisfacción a nuestras pacientes y sus familiares al estar cerca del bebé.

 

 

Unidad de Cuidados Intensivos e Intermedios (UCIN) 


Contamos con una Unidad de Cuidados Intensivos e Intermedios para brindar los cuidados especiales que los recién nacidos necesitan para estabilizar y realizar sus funciones vitales.

Nuestra unidad se encuentra completamente equipada con modernas incubadoras, cunas radiantes, ventiladores mecánicos marca Draeger (respirador neonatal), monitores cardio respiratorios, equipos de fototerapia, bombas infusoras, equipos de rayos X, ecógrafo para neonatos, entre otros equipos para asegurar una óptima atención durante la permanencia del recién nacido.

 

   Mamá/ Papá Canguro*


El contacto directo con la mamá o el papá contribuye a la mejora del estado del bebé. Cuando sea necesario, los padres contarán con el apoyo de nuestros especialistas para guiarlos y así conseguir la termorregulación o el aumento de peso, a través del vínculo temprano, prolongado y continuo con el recién nacido.

 

 

*En la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales